Cuando el miedo impide evolucionar a las empresas

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo… del miedo al cambio.Octavio Paz (escritor mexicano)

En mis años de experiencia profesional en empresa me he preguntado de manera constante qué es lo que hace que las ideas nuevas, los proyectos nuevos y las propuestas de mejora sean vistas como algo positivo pero siempre revestidas con altas dosis de recelo. Muchas veces las excusas para no avanzar son las que todos conocemos y usamos:

  • falta de recursos económicos y humanos.
  • la idea no es aplicable.
  • momento inadecuado.
  • falta de conocimientos necesarios.
  • valoración previa constante.
  • falta de liderazgo.
  • falta de información y comunicación.

Lo anteriormente citado no deja de ser la parálisis por el análisis. Mi opinión es que la verdadera razón que se oculta detrás de las dudas es el miedo. Miedo al cambio, a lo nuevo y desconocido. Miedo a salir de lo cómodo y adentrarse en el camino de lo incierto.

Los cambios que están llegando

miedo impide empresa evolución

 No cierres los ojos a la realidad

Hablamos constantemente que estamos en una época donde las empresas que quieran prosperar tendrán que cambiar su forma de entender y actuar ante la nueva realidad social y económica. Oímos y leemos de forma recurrente palabras y conceptos como cambio, transformación y evolución en entornos profesionales pero la verdad es que todavía estamos muy lejos de haber avanzado en este sentido de una manera algo clara.

Parece que no demasiadas organizaciones han entendido este mensaje y no se están preparando para lo que está llegando. Tenemos que estar listos para los profundos cambios en la forma de entender y afrontar el trabajo y su impacto en la sociedad. Todo ocurre a un ritmo vertiginoso y corremos el riesgo de quedar obsoletos antes ni siquiera de empezar.

Conceptos como transformación digital, knowmads, millenials y generación Z, ya son conocidos en la mayoría de organizaciones y el proceso de adecuación debe ir en línea a lo que se reclama desde esta nueva perspectiva social y de cambios tecnológicos. Ignorar este hecho es quedar fuera de la carrera por atraer y mantener el talento en las empresas.

Nuestro capital humano de hecho ya exige esta adaptación a los nuevos requerimientos globales.

Lo que ocurre en muchas organizaciones

Siempre me ha gustado comparar las empresas con enormes máquinas pesadas, que se mueven lentamente y por inercia, procurando que no falle ninguna pieza. Se ajustan, se engrasan, se cambian las piezas defectuosas y a seguir avanzando de la misma manera. Es la visión del siglo XX. No toquemos demasiado o toquemos lo justo no vaya a ser que se rompa. Vuelve a aparecer el  miedo a evolucionar, a dar un paso más allá de lo esperado.

Sigue leyendo

Recursos Humanos o el nunca es tarde

Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.Santiago Ramón y Cajal (médico español)

Todo lo que leeréis es producto de mis opiniones y reflexiones basadas en mi propia experiencia. Es una autocrítica de la función y un baño de realismo y humildad para todos aquellos que siendo profesionales de recursos humanos nos hemos mirado durante demasiado tiempo el ombligo y hemos dejado de lado lo que realmente importa, las personas.

recursos humanos one waySiempre he ido con la mochila cargada de ilusiones y proyectos pero en casi todos los sitios en los que he estado he notado que la figura de recursos humanos genera desconfianza y, me atrevo a decir, que cierto rechazo. Esa sensación me ha descolocado durante mucho tiempo. No es por ser Marc, ¡es por ser de recursos humanos!

Con el paso del tiempo y con la experiencia he descubierto lo que ocurre alrededor de la función. Las personas por defecto y en su mayoría desconfían de todo lo que “huele” a recursos humanos. No creen en lo que hacemos porque no somos capaces de comunicar y trasmitir lo que hacemos.

Muchos colegas de otras áreas tienen la sensación que recursos humanos todo lo que hace (por favor, permitidme exagerar e ironizar un poco) es tramar alguna maldad en contra de sus intereses o sacar alguna política sin mucho sentido y además poco y mal explicada.

También he tenido que escuchar cosas como ésta que me duelen en el alma (todas reales)

  • ¿Los de recursos humanos a que os dedicáis?
  • Es que sois lejanos e inaccesibles.
  • Sólo se que existís cuando cobro la nómina.

¿Os suenan?

Sigue leyendo

¿Soy un buen líder? 18 tips que te ayudarán a conseguirlo

 

“Es menos malo agitarse en la duda que descansar en el error”
Alessandro Manzoni (poeta y novelista italiano)

Toda persona que ha tenido colaboradores a su cargo se ha hecho alguna vez esta pregunta -¿soy un buen líder?-.  Y la respuesta no es, en absoluto, ni simple ni sencilla. Lo que no debe generar es angustia ni frustración. No pasa nada. Dudar es de humanos, igual que equivocarse. Lo malo es cuando no aprendemos de ello.

Para empezar, ¿como podemos definir lo que es un líder?, ¿qué capacidades ha de tener? ¿qué actitudes debe mostrar?. Hay tantas respuestas como teorías. No me voy a meter en explicaciones sobre las diferentes teorías y significados ya que no es el objetivo de este post y además me extendería demasiado.

La idea es enumerar y explicar una serie de actitudes y comportamientos del líder (hacia él mismo y hacia los demás) que nos haga ver de una manera clara y concisa lo que debe hacerse y lo que no.

Ah! Me olvidaba! Y siempre “intentando” (y remarco intentando porque no es nada sencillo como bien sabes) poner el mayor sentido común posible en lo que escribo (si, ese, el menos común de los sentidos).

(Nota para el lector: Entre tú y yo, compañero, y según mi opinión, creo que más del 90% de conflictos, situaciones, tensiones y problemas se solucionarían si aplicáramos el sentido común y no nos ofuscáramos intentando encontrar la situación más creativa. Muchas veces la solución está, y permitidme la expresión,  delante de nuestras narices)

¿Qué hace a un líder?

A mí una definición que me gusta de lo que debe hacer un líder es la de “aquella persona que es capaz de guiar e inspirar a los demás con sus palabras pero sobre todo con sus acciones”

Está claro que las palabras se las lleva el viento, pero las acciones están ahí y se quedan para siempre. Actuar es movimiento, implica acción y pasión. Dile a alguien lo que tiene que hacer y probablemente lo olvide, guíale desde el ejemplo, desde el respeto, dale apoyo, reconoce sus méritos, escucha lo que tiene que decir, valora sus ideas, y eso, no lo olvidará jamás.

Haz que cuente, que valga la pena, que sea importante para él y los demás y tendrás a un colaborador implicado y motivado por mucho tiempo. Y eso no tiene precio. No hay nada mejor para retener el talento.

Corrige cuando debas pero desde el respeto y la crítica constructiva. Y se un ejemplo para los demás. De nada servirá todo ésto si tú no haces lo que predicas. Cuando te ganas la confianza y el reconocimiento de tu gente, tienes más de medio camino recorrido.

Colaboradores del siglo XXI. ¿Qué buscan en un líder?

El “ordeno y mando”, el “siempre se ha hecho así”, el “dirección dice que se tiene que hacer así y punto”, el “búscate la vida pero házlo rápido y bien” y un largo etcétera ha pasado a la historia. Debe pasar a la historia. Sólo las organizaciones que sepan adaptarse a lo que buscan los empleados (prefiero colaboradores la verdad) del s.XXI sobrevivirán en el tiempo y tendrán mayor capacidad de retención de talento. Las que no lo hagan deberán enfrentarse a la huida de su capital humano. Su verdadero valor.

Bien sabemos que las nuevas generaciones, llámalos millennialsknowmads o el nuevo neologísmo que llegue (que llegará), buscan otro tipo de cosas. Ya no es sólo dinero y posición en el organigrama. Buscan innovación, creatividad, conocimiento, colaboración, evolución, cambio, flexibilidad, conexiones y pasión en lo que hacen. Ten en cuenta todo esto sr. líder y tendrás una gran ventaja respecto a los que ignoran los cambios tan grandes que ya tenemos encima.

18 “tips” para ser un mejor líder en el entorno actual

buen lider tips

Sigue leyendo